Así es mi Médico de Familia

Hoy traemos un artículo propuesto por Francisco Serrano Galán, Tutor Coordinador del CS Tomares, y que escribió Javier Díaz Espino, Médico de Familia en Navarra en 1999. Lo trae a colación ya que, en su opinión, define de forma amena y didáctica la labor diaria que desempeñamos.

 

Me resisto a considerar al Médico de Familia como especialista . El Medico de Familia es eso : el médico por antonomasia.

Ese profesional con nombre propio al que se le consulta por motivos banales, problemas familiares, problemas serios, por miedo, para prevenir, para salir de dudas .Al que se le consulta por teléfono si se puede dar una aspirina al abuelo, que es alérgico a la penicilina.

El que guía al paciente en el maremágnum sanitario . Al que se le protesta cuando el especialista no le atiende bien o se le deniega una baja laboral . El que se pelea con la inspección para conseguir una prestación o habla con el especialista para acelerar una visita o comentar el estado de un paciente .

El que asesora el funcionamiento de grupos vivos en l población sobre temas de salud . El que interpreta y traduce los informes de hospital y al que se consulta si operarse o no .

El que entra en sus casas por todas las habitaciones . El que da noticias agradables y desagradables de la mejor manera .El que vive las vicisitudes de los individuos y sus familias .El que procura prevenir lo previsible , tratar lo tratable , dulcificar lo incurable , que está con ellos en sus últimos instantes y presta su apoyo en los momentos de angustia.

El que ayuda para que no le necesiten.

El que acude rápidamente en las situaciones urgentes y sabe comprender cuando lo hacen correr sin motivo , aunque se enfade, ¡que caramba ¡ el también tiene derecho ¿ no?. El que duda continuamente y se mueve con seguridad entre considerables incertidumbres apoyado en el bastón de su experiencia y buen juicio para conseguir el máximo beneficio con el mínimo riesgo para el paciente. El que resuelve los problemas y aconseja con tino . Al que no le gusta ceder el control de un paciente pero que sabe reconocer sus límites de competencia y consultar con aquellos con más conocimientos y experiencia.

El que es accesible hasta el extremo , pero sabe dosificarse y emplea su tiempo de forma adecuada para prestar el máximo servicio a la población de cuya salud es responsable y no duda en concebir a toda la comunidad a su cargo como un paciente al que hay que atender con el mismo mimo que a cada una de las personas que la componen .

El que trata de ganarse el respeto de la población a la que atiende y el de sus propios compañeros de profesión. El que quiere trasmitir a otros más jóvenes su hacer y su estar . El que procura mantenerse al día en el saber médico y también en el humano. El que tiene los ojos abiertos , las orejas tiesas y una inquietud investigadora en la consulta y ante el mundo.

El que no juzga a las personas que tiene delante y no hace distingo de raza , sexo, ideas y condición .El que procura ser honrado antes que complaciente. El que valora la confianza de sus pacientes . El que aprecia los pequeños detalles de la gente.

El que tiene la mentalidad del corredor de maratón, cuya recompensa está siempre muy lejos , tras mucho esfuerzo y en muchas ocasiones impagable.

El que está orgulloso de su trabajo y le gratifica.

Me identifico con ese tipo de Médico y desearía que algún día al mirar hacia atrás me reconozca en el.

Infografía de Mónica Lalanda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s