¿De verdad que la mitad somos hipertensos?

 

El pasado mes de noviembre, la Asociación Americana del Corazón (AHA) y el Colegio Americano de Cardiología (ACC) publicaban su Guía de Práctica Clínica en Hipertensión. El documento consta de 481 páginas, aunque la información relevante se encuentra en las primeras 167, por si alguien tiene interés. En él se abordan diferentes temas que incluyen la definición de hipertensión, causas, investigaciones pertinentes a realizar, tratamientos e incluso planes de cuidado. Merece la pena leerlo por la repercusión que puede tener en nuestra práctica diaria.

En su elaboración han participado las dos asociaciones comentadas y también se han incluido otras que representan a enfermería, geriatras, medicina preventiva, farmaceúticos así como a otras asociaciones de médicos. Llama la atención que entre tanta variedad de asociaciones, la Academia Americana de Médicos de Familia, que representa a 129000 médicos de familia y estudiantes, y que está dedicada exclusivamente a la Atención Primaria, no esté incluida entre los participantes. Luego lo comentaremos en detalle.

Sin duda, lo que mayor repercusión ha tenido es la nueva y flamante definición de hipertensión: Archivo_001 (1)

Esto tiene una relevancia importante: de un día para otro se ha pasado de una prevalencia del 32% a otra del 46% en Estados Unidos. Si miramos a nuestra zona, la prevalencia se situaría alrededor del 31.1%, por lo que los cambios en la definición nos podría traer una situación similar a la de Estados Unidos.

Este cambio viene motivado por la revisión que han hecho este grupo de investigadores y que incluye un meta-análisis de 2002un estudio basado en historias electrónicas de 2014 y, principalmente, al estudio SPRINT. Todos ellos apuntan hacia la misma dirección, disminuir las cifras de tensión arterial para reducir eventos cardiovasculares.

Sin embargo, cuando miramos a las recomendaciones que soportan estas decisiones, vemos que son nivel B de evidencia y, en aquellos que no tienen riesgo aumentado de eventos cardiovasculares, viene apoyado por nivel B pero sustentado por  estudios no aleatorizados.

Tras la publicación de las guías, la Asociación Americana de Médicos de Familia saltó a la palestra para decir que no apoyaban esta nueva guía y que les ofrecían ciertas dudas:

  • La mayoría de la guía no estaba basada en una revisión sistemática de la evidencia.
  • Se daba un peso importante al estudio SPRINT y se minimizaban otros.  Además resaltan que la misma persona que dirigió el estudio SPRINT es la que aparece a la cabeza del panel de investigadores en la guía.
  • La herramienta para calcular el riesgo cardiovascular no está validada.
  • En conclusión continúan apoyando las guías del Octavo Joint National Committee

Otro dato a reseñar del estudio SPRINT es que, a pesar de mostrar una reducción de los eventos cardiovasculares, también describen un aumento de los eventos adversos en el grupo de intervención que incluyen hipotensión , síncope, alteraciones hidroelectrolíticas y daño renal agudo. Éste último se vio más frecuentemente en participantes que no tenían enfermedad renal al inicio del estudio, con disminución de la filtración glomerular hasta del 30% en el grupo de intervención.

img_5335.jpg

En nuestro país, la semFYC ha realizado un esfuerzo importante para llevar a cabo la traducción de la nueva guía, pero quizás se agradecería un documento o comunicado aclarando su postura sobre las nuevas recomendaciones.

Desde la  Sociedad Española de Hipertensión(SEH-LEHLA) se recomienda cautela y nos remite a la anterior definición de 140/90.

¿Qué os parece esta nueva definición de hipertensión? ¿Estáis aplicándola ya? ¿Os parece más acertado esperar a ver una mayor evidencia? ¿Consideráis importantes los efectos adversos asociados a la intensificación del tratamiento? ¿Se puede extrapolar esta guía a nuestro medio?

A estas alturas creo que habría que ser un poco prudente antes de asumir todos estos cambios.

José Mª Morón Franco

Coordinador Docente Zona Aljarafe

Unidad Docente Medicina Familiar y Comunitaria de Sevilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s