El método KonMari

La japonesa Marie Kondo se ha hecho famosa con su libro “La magia del orden”. Ha inventado un método con el que “ordenas tu casa, pero también ordenas tus asuntos y tu pasado”. Había leído la noticia y me dieron envidia esos armarios tan bien ordenados.

No os puedo recomendar el libro ni el método porque no compré el libro y mis armarios siguen como siempre. Sin embargo, un día en mi consulta, recordé lo que había leído sobre Marie Kondo… M es un paciente pluripatológico e hiperfrecuentador. Como siempre, viene a consulta acompañado de su esposa. Es miércoles y la consulta no va excesivamente retrasada. Viene a traerme el informe de una revisión del Cardiólogo. Lo leo y comienzo a escribir los datos en una hoja de seguimiento de consulta (HSC). Cuando creo que he acabado, M me dice:

– “ Como me dijo, le comenté al Cardiólogo el problema del dolor en las piernas…”

M tiene una clínica de Claudicación Intermitente y toma Betabloqueantes

-“Me ha dicho que el medicamento puede influir en mis dolores, pero debo seguir tomándolo. Usted me debe pedir una prueba…”

Llevamos 10 minutos de consulta. Comienzo a interrogar para una derivación a Cirugía para que estudien la posible arteriopatía periférica. Me dice que ya le han hecho la prueba anteriormente. Pero su mujer cree recordar que no fue en las piernas sino en el cuello…

Llevamos 15 minutos de consulta pero tengo que consultar la historia clínica (HC). Miro la pantalla del ordenador y me encuentro el siguiente panorama:

IMG_5424

 

Este es el problema fundamental de la HC. Hay tanta información que se convierte en inaccesible. Ya me pasó hace años con la HC en papel. Las carpetas verdes se desbordaban de hojas de consulta, hojas de analítica, copias de informes, ECG,… A medida que iba acumulando registros, la HC se hacía más críptica y complicada de utilizar. Pensaba que la historia clínica electrónica (HCE) acabaría con este problema. Pero ya veo que no es así. Tanto en papel como en el ordenador, al ser más completo al introducir información soy menos efectivo. La sobrecarga de información me retrasa y me confunde como me pasó en la consulta con M. Es evidente el desorden provocado por la prisa que nos gobierna desde hace tantos años. ¿No creéis que necesito un método parecido al KonMari?.

Enfrentarme varias veces al día con este problema me ha hecho reflexionar sobre cómo utilizo la HC en mi consulta diaria desde hace muchos años. Analizo los aspectos principales y encuentro que las características de mi forma de utilizar la HC son las siguientes:

– Utilizo casi exclusivamente las Hojas de Seguimiento de Consulta (HSC). Dedico poco tiempo a ordenar las entradas y de esta forma la información es prácticamente inutilizable.

– No utilizo los Datos Básicos (DB) de la HC. Tienen un acceso difícil. Hay que abrir una pantalla nueva y cuando la cierro los datos quedan ocultos. Al menos en la HSC queda un título que te da una pista. En los DB sólo la fecha de la última actualización.

– Uso la Lista de Problemas Activos (LPA) como un recordatorio, saliendo de los fines para los que fue diseñada. Además no la actualizo de forma sistemática por lo que no es fiable.

Cuando necesito una información de la HC empleo un tiempo importante en encontrarla. Y , a veces, con el agobio de los 5 minutos por paciente (5MPP) desisto de la búsqueda. El esfuerzo que empleo en introducir datos debería dar un fruto más palpable.

Lo ideal sería poder conseguir una aplicación que solucionara estos problemas y otros similares que iré analizando. Pero creo poco en esa solución por razones que no hace falta exponer.

En estos próximos meses voy a cambiar mi forma de utilizar la HC. Si tuviera más tiempo bastaría con dedicar un poco en cada consulta para organizar los datos . Pero sólo tengo 5 minutos por paciente (5MPP) y no puedo disponer ni de un segundo más para dedicárselo a organizar la HC. Debo quitarle tiempo a los datos que introduzco habitualmente en la HSC y utilizarlo para hacer una información más accesible.

Todo cambio necesita una reflexión. Y es lo que me propongo hacer en próximas entradas de este Blog. Hasta entonces os dejo con un enlace a unas escenas de la película Her.

https://www.youtube.com/watch?v=bAyN1AX-5aM&t=132s.

 

¿No os gustaría tener un asistente como Samantha (Soraya) en vuestra consulta?. Con ella, el método KonMari es una antigualla

¡Hasta pronto!

 

Francisco Martín Pérez

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria

Colaborador docente CS Clara de Campoamor (Mairena del Aljarafe)

Fotografía de  Laurent Peignault en Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s