Me estoy asfixiando

Aunque el invierno no quiere irse del todo, estamos de lleno en primavera. De hecho en la última guardia ya comenzaron algunos pacientes a venir con sintomatología alérgica en lugar de la catarral que nos ha acompañado en los últimos meses. No sé si adelantándose a estas fechas, el New England Journal of Medicine publicaba hace unas semanas un par de artículos en relación con el manejo de las reagudizaciones asmáticas.

En el primero de ellos, T McKeever et al llevaron a cabo un estudio aleatorizado en adolescentes y adultos en el que compararon a un grupo donde se realizaba una intervención consistente en cuadruplicar la dosis de corticoides inhalados, ante la presencia de síntomas de reagudización, con otro en el que no se realizaba dicha intervención. El objetivo era medir el tiempo hasta una primera reagudización severa asmática, definida como el uso de glucocorticodes sistémicos o un contacto sanitario no programado.

Los resultados mostraron que se producían menos reagudizaciones en el grupo donde se realizaba la intervención pero con un aumento de efectos secundarios tales como candidiasis oral. Además reconocen que la dosis utilizada en la intervención podría haber tenido la misma repercusión sistémica que la que se usa de prednisolona en una reagudización.

El otro artículo que publicaban, hacía referencia al manejo de las reagudizaciones en niños. En él, Daniel Jackson et al comparaban niños, con edades entre 5 y 11 años, en los que ante la aparición temprana de signos de la pérdida del control del asma se continuaba con la misma dosis de corticoides inhalados o se quintuplicaba. Esto se definía como el uso de broncodilatador de rescate en 2 ocasiones en un plazo de 6 horas, tres en 24 horas o un despertar nocturno que requiriese el uso de la medicación. Los siguieron durante 48 semanas y el objetivo era medir la frecuencia de reagudizaciones severa tratadas con glucocorticoides sistémicos

Los resultados no mostraron diferencias significativas entre ambos grupos.  Además, en aquellos que participaban en el grupo de la intervención se apreciaba una menor velocidad de crecimiento que se hacía significativa por debajo de los 8 años.

Ambos artículos me llevaron a revisar la Guía Española para el Manejo del Asma, en la que participaron diferentes sociedades científicas, incluyendo las de Atención Primaria.

En lo que hace referencia al adulto os dejo el cuadro que presentan en la guía:

IMG_5456
Tomada de GEMA 4.2

IMG_5458

A señalar de las recomendaciones que realizan es que los agonistas β2 adrenérgicos de acción corta inhalados (SABA) constituyen el tratamiento broncodilatador de primera línea, y que, asociados a la utilización de bromuro de ipratropio,  se aprecia un incremento mayor de la función pulmonar y a un descenso de las hospitalizaciones.

En cuanto a los glucocorticoides sistémicos aceleran la resolución de la crisis y evitan las recidivas. La vía recomendada de administración es la oral y sólo se debe recurrir a la endovenosa si la disnea impide la deglución, presenta vómitos o está sometido a ventilación mecánica. La dosis diaria es de 50 mg de prednisona administrada por la mañana, durante 5-7 días y sin retirada gradual

Así mismo, recomiendan el uso de corticoides inhalados en la primera hora de asistencia lo que parece reducir la necesidad de ingreso hospitalario. No sustituyen a la vía sistémica.

En lo que hace referencia al manejo de las exacerbaciones en niños desde la GEMA proponen el siguiente algoritmo:

IMG_5457
Tomada de GEMA 4.2

Habría que señalar respecto a este último algoritmo que, a diferencia de los adultos, no se considera el uso de corticoides inhalados en el manejo de la exacerbación en los niños, por la insuficiente evidencia en su uso.

¿Qué os parece este manejo? ¿Usamos de manera habitual la medición de PEF para valorar la gravedad de una crisis? También deberíamos conocer los valores previos ¿miden nuestros pacientes su PEF en condiciones normales? ¿Cuántos de nuestros pacientes tienen un “Plan de acción” ?

Pasad un buen fin de semana.

José Mª Morón Franco

Coordinador Docente Zona Aljarafe

Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Sevilla.

Fotografía de Cristian Newman en Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s