DIRAYA, el origen

Antes de la Reforma de la AP, los médicos trabajaban sin historias clínicas. ¿Era la felicidad completa?. Claro que no. Trabajar de esta forma era horrible. Yo lo viví tangencialmente y la sensación era de navegar en medio de una tempestad que aunque duraba 2 horas parecía interminable.

En España se empiezan a utilizar las Historias Clínicas en papel (HCP) de una forma sistemática en los años 80, coincidiendo con el desarrollo de la APS y la incorporación de las primeras promociones de MF a los CS de nueva creación. Los principios de la HCP  se toman de La Historia Clínica orientada a problemas (HCOP) de los ingleses que los habían desarrollado en la década anterior y que se basan en la HC creada por Lawrence Weed en los 60.

Martín Zurro en su libro habla de, por lo menos, 11 modelos de HC de adulto creadas en diferentes Servicios de Salud autonómicos. En Andalucía se creó un modelo basado en la HCOP de los ingleses, como en el resto de CCAA. En aquellos momentos se hablaba de la futura Historia Clínica Electronica (HCE) como la solución a todos los problemas. Sobre este modelo de HC, en 1993-1994 se lleva a cabo la primera experiencia con HCE en 3 centros de salud (Peñamefecit de Jaén fue uno de estos centros y yo lo padecí con toda la intensidad posible). Este proyecto se amplía a toda la CA en lo que fue el Proyecto TASS.

Progresivamente se fue sustituyendo el TASS por el actual Proyecto DIRAYA (¿sabíais que Diraya es conocimiento en árabe?)

null

La sustitución se hizo de forma progresiva y en 2007 se alcanzó al 90% de la población andaluza.¡ Ahora no sabríamos vivir sin DIRAYA!.

En el Dossier sobre DIRAYA de la página del SAS se puede leer que la Historia de Salud está formada por un conjunto de módulos que permiten a los sanitarios gestionar la información clínica del paciente. Para AP hay 3 bloques de información:

  • Datos básicos del paciente
  • Datos relativos a las medidas diagnósticas-terapéuticas
  • Hojas de asistencia que registran los diferentes contactos con el usuario

El dossier continua diciendo que para facilitar la toma de decisiones clínicas, las hojas de asistencia (HSC)  y los elementos diagnóstico-terapéuticos pueden agruparse en Episodios y Procesos.

Este es un resumen de lo que dice el Dossier. Pero, ¿de donde viene todo esto?. ¿Cuál es su fundamento teórico?

Sí, ¡lo habéis adivinado!. El origen de todo es la HCOP.

La HCOP consta de 4 partes:

  • Base de datos del paciente. Corresponde a la parte superior izquierda de la pantalla de DIRAYA (azul)
  • Lista de problemas, que en DIRAYA son los Problemas Activos (rojo)
  • Notas de evolución. Son las Hojas de Seguimiento de Consulta (HSC) (verde)
  • Hojas de Flujo. En DIRAYA son las hojas de constantes, laboratorio, tratamientos (amarillo).

IMG_5559

Pienso que los creadores de DIRAYA, a la hora de diseñar la HCE tomaron los principios de la HCOP y los plasmaron para que cupieran todos. Entonces no era el momento de pensar en mejoras de su uso que nos facilitaran a los médicos el acceso a la información.

DIRAYA ha supuesto una mejora evidente en las hojas de flujo. Las hojas de constantes, los datos de laboratorio y las hojas de tratamiento en la historia de papel era muy complicado llevarlas al día. Sin embargo la HCE permite de una manera ágil y eficiente ver la evolución a lo largo de los meses de la TA, de la creatinina o de los fármacos que toma y ha tomado el paciente. Esto no era posible en con las famosas carpetas verdes repletas de papeles.

Las Notas de evolución están organizadas para recoger la información clínica de las consultas sucesivas de un paciente. El uso diario de DIRAYA en unas consultas de 5 Minutos Por Paciente (5MPP) hace que prácticamente sea el único apartado que utilice en mi actividad diaria. Cuando el paciente entra en mi consulta , a veces incluso antes, ya he abierto una HSC. Y toda la información del acto clínico la escribo en este apartado. Los Antecedentes Personales, Antecedentes Familiares, hábitos… cada uno tiene su lugar en otro apartado de DIRAYA. Pero paso la consulta con tanta prisa que no me paro a utilizar estos lugares específicos. No me salgo de la HSC para introducir estas informaciones. Esto me saca del apuro en este momento, pero cuando tengo que recuperar, por ejemplo, la información del hábito tabáquico, está escondida en  una montaña de HSC. Y esto tiene un efecto colateral. Como sé que no voy a volver a recuperar la información, la mayoría de las veces, la recojo, pero no la escribo en la HSC.

¿Y qué pasa con la Lista de Problemas?. Otra vez el agobio de los 5MPP hace que me haya olvidado totalmente de trabajar por Problemas. Utilizo la Lista de Problemas activos como un recordatorio. Reconozco que me esfuerzo por actualizar regularmente esta lista. Pero eso no es trabajar con la metodología basada en los problemas de salud de los pacientes de la HCOP. ¿Podría ser ésta la clave del método Kon Mari para mis HC de DIRAYA?

 

Francisco Martín Pérez

Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria

Colaborador docente CS Clara de Campoamor (Mairena del Aljarafe)

Fotografía de  Hassan OUAJBIR en Unsplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s